PARTICIPACIÓN - Hacemos Banca Ética

Noticias

22 de Diciembre de 2020

Un semestre de aprendizaje para el Comité de Ética

Un largo y apasionado relato del 2020 del nuevo Comité de Ética

Un semestre de aprendizaje para el Comité de Ética

El Comité de Ética elegido en la asamblea de mayo de 2020 ha realizado en estos meses un intenso programa de formación y diálogo sobre el grupo Banca Etica, con la ayuda del CdA y del personal de las distintas sociedades y fundaciones. Hemos intentado sondear los dilemas éticos que surgen en cada una de las dimensiones de su trabajo y siempre hemos recibido respuestas análiticas, profundas y conscientes del valor que subyace en las decisiones que diariamente se toman. Aunque casi todos y todas nosotras frecuentamos el banco como socias y activistas, nos damos cuenta que la complejidad de la acción financiera requiere un estudio meticuloso antes de tomar decisiones para que sean sopesadas y evaluadas, y antes que se puedan sugerir alternativas. Por ello os pedimos que tengáis la paciencia de concedernos el tiempo necesario, ya que queremos hacer las cosas lo mejor posible. 

Hemos seguido la creación y puesta en marcha del proceso sobre el plan estratégico, que incluye profundizar sobre la governance cooperativa, y hemos tomado nota de la intensa preparación que cada uno de estos encuentros requiere tanto por parte del CdA como por parte del personal responsable. Nos ha animado e impresionado mucho la disponibilidad de miles de personas socias a participar online en estos encuentros, destacando la calidad de sus intervenciones, aún y el cansancio que hoy nos embarga después de haber pasado 10 meses delante de las pantallas de nuestros ordenadores. La resiliencia demostrada en estas circunstancias por nuestro diagrama asociativo no es poca : debemos todos y todas, en este fin de año,  alegrarnos por estos resultados, aunque la pandemia haya revelado la fragilidad de nuestras vidas personales y familiares, y a pesar de la creciente pobreza y la incertidumbre en los ingresos de muchas personas. 

La situación actual requiere mayor disponibilidad de crédito para aquella economía productiva que genera trabajo con impacto socio ambiental positivo, para la sociedad de los cuidados, lo que conlleva una apremiante necesidad de crecimiento de nuestro banco. En época de Covid y en los años de recesión que esta crisis producirá, Banca Etica quiere y puede permitir a cada vez más personas el acceso a las finanzas para mejorar la sociedad en la que viven. Si recordamos que esta es la finalidad, será más fácil analizar objetivamente los riesgos asociados al crecimiento, y el hecho de cómo el impulso de una cultura de gerencialismo puede impregnar los cuadros de una empresa, cultura de la que nos tenemos que resguardar. Sobre los riesgos y beneficios del crecimiento, desde el punto de vista ético e identitario, el Comité de Ética estimulará al banco a reflexionar en el curso del 2021 para que cada decisión sea consciente y debatida con la base social y los Portadores de Valor. A fin que el crecimiento del capital sea también crecimiento de nuestro sentido como banco, tal y como augura  nuestra Presidenta Anna Fasano. 

Entre los momentos de debate a los que hemos tenido el privilegio de participar en este semestre, tuvimos en el mes de septiembre y a puerta cerrada entre las bancas socias y los partners históricos de Etica sgr, el de la financiación a la producción y el comercio de armas. El compromiso de la estructura societaria de Etica Sgr para que las finanzas estén exentas de armas, ha sido llevado adelante con seriedad por Banca Etica y por su Fundación, aunque los resultados por ahora son todavía modestos. Las personas que debatieron la cuestión explicaron a las bancas socias que financiar productores de armas no es solo un riesgo reputacional para ellos, sino potencialmente también un riesgo legal y financiero, por cuanto la industria armamentística está considerada como la más corrupta del mundo. Se insistió en que es útil una policy clara sobre la exclusión de algunos países y empresas, y que estas políticas pueden redactarse dialogando con analistas de la sociedad civil y que deben ser publicadas, junto los informes sobre su cumplimiento (¿cuántas empresas o contratos se han excluído en cumplimiento de una policy de este tipo?) Estaban presentes representantes de Rete Pace e Disarmo y Campagna Banche Armate, todos muy interesados en poner en marcha una fructífera relación. La sensación que hemos tenido en este encuentro es la importancia de que estos conceptos convenzan a los operadores de otros bancos, que sean conscientes que una decisión ética puede llevar a una ventaja competitiva en la relación con una clientela cada vez más atenta a estos temas; pero un resultado más concreto podría ser la producción y publicación de una policy más rigurosa (ej. restricciones hacia países como Arabia Saudita, Egipto, Turquía y no solo hacia países sujetos a embargo internacional sobre armamento). Para desarmar una banca armada no basta con la persuasión moral, sino que es necesario empezar con medidas como estas.  

Mientras tanto, cada miembro del Comité de Ética ha sido implicado en las discusiones y actividades de otros organismo del banco en los que participa. La Presidente Martina Pignatti fue consultada por el CdA sobre la decisión de confirmar o no la inversión en Satispay, en un momento en el que la organización de la empresa cambia de manera significativa. Con un aumento de capital, de hecho,  están a punto de entrar en el CdA de Satispay sociedades como Tim Ventures, el coloso chino Tencent, o la banca privada LGT Lightstone, que pertenece a la corona luxemburguesa. Todo ello presenta aspectos problemáticos para una valoración ESG, como ha señalado rápidamente el Director General, al cual hemos agradecido profundamente por la integridad de la información proporcionada al Cda sobre esta cuestión. El Ufficio Modelli di Impatto e VSA ha analizado el perfil ESG de la Tencent Holdings Ltd y ha dado su opinión negativa por tener sedes en paraísos fiscales, relación directa con regímenes que violan sistemáticamente los derechos humanos, y beneficios por juegos de azar. Los tres socios de la start-up Satispay mantendrán la mayoría relativa en el CdA, pero se verá solo en el tiempo si se resistirán a posibles tentativas de modificar la política empresarial en un sentido no aceptable para Banca Etica

El Comité de Ética ha recomendado al CdA no valorar la inversión desde el punto de vista del rendimiento económico de la misma, ya que Banca Etica no ha elegido Satispay para conseguir beneficios desde una perspectiva de business, sino de valorar cuál puede ser el sentido de permanecer en una estructura societaria que no tenga una finalidad prevalentemente social. Se mantiene la bondad y la utilidad del instrumento, que promueve la transparencia en los pagos y combate la evasión fiscal, pero Satispay no tiene la necesidad de Banca Etica para desarrollarse en esas nuevas dimensiones. También por ello nuestro CdA ha decidido (ver la comunicación en el informe del Cda de octubre- noviembre)  reintegrar la inversión inicial, recuperando los 3 millones de euros inicialmente invertidos. No obstante visto el crecimiento del valor de las acciones, será posible a Banca Etica mantener una participación cercana al 1 % del valor de la sociedad. Podemos por lo tanto permanecer como observadores en el CdA de Satispay y estimular a su CEO a no abandonar los compromisos que había asumido con Banca Etica, como aquel de dotarse de un código ético propio y un Comité de Ética. La pertenencia a Satispay favorece el crecimiento cultural de Banca Etica sobre temas como el pago digital, las fintechs, la usabilidad de los servicios financieros, pero nuestro CdA ha condicionado el futuro de esta inversión a que se den pasos adelante en el campo del compromiso ético social, hecho que nuestro Comité de Ética se encargará de controlar. 

Finalmente, consideramos positivo que al menos 4 miembros del Comité de Ética hayan podido encontrarse físicamente en el mes de septiembre, y en videoconferencia con los otros 3 miembros, para formular un plan de acción para el 2021 y tratar los temas que consideramos prioritarios. 

- profundización sobre las actividades de Banca Etica acerca de la legalidad y la lucha contra la criminalidad organizada, a partir del óptimo compromiso del banco para la gestión de bienes confiscados y la prevención de la usura.
- promoción y puesta en valor de las experiencias de inclusión financiera, educación financiera, apoyo a la gestión del ahorro, y facilitación del acceso al crédito por parte de las personas más vulnerables, incluso en el ámbito de las medidas de apoyo a los ingresos.
- apoyo y asesoría en el tema de los bienes comunes y para la adquisición colectiva de bienes públicos abandonados por el estado, y puesta en valor de la “rentabilidad cívica” de las experiencias sociales; queremos poner en marcha un diálogo amplio sobre este tema, por lo que hemos iniciado un trabajo con la Fondazione Finanza Etica sobre la “Red permanente para los bienes comunes, la conversión ecológica y las generaciones futuras”, intentando poner una fuerte atención sobre las necesidades de modelos de sostenibilidad conciliables con la accesibilidad y el mutualismo que deben siempre caracterizar a los bienes comunes.
- desarme de las finanzas y apoyo a las campañas contra los bancos armados apalancamiento financiero de la economía circular para favorecer en modo más radical la transición ecológica. governance cooperativa e leadership femenina en el grupo Banca Etica;
- comunicación y finanzas éticas, contrastando la apropiación de nuestros conceptos por parte de instituciones y corporaciones, como en el caso de las llamadas “finanzas sostenibles”, que diluyen el concepto de finanzas éticas.

Sobre cada uno de estos temas, propondremos al CdA o a las mismas personas socias, procesos de profundización que esperamos que refuercen la capacidad de transformación de Banca Etica sobre la sociedad, la economía y la política. Nada menos que todo ello nos puede bastar. 

Felices fiestas a todos y todas vosotras y nos vemos más descansadas en enero, para un nuevo año de trabajo colectivo. 

El Comité de Ética de BPE