PARTICIPACIÓN - Hacemos Banca Ética

Noticias

4 de Mayo de 2018

Las mociones en la asamblea: un instrumento de la democracia cooperativa

La participacón en la asamblea

Las mociones en la asamblea: un instrumento de la democracia cooperativa

La evolución europea de Banca Popolare Etica, presente a día de hoy con sedes y estructura social en Italia y en España, junto con las recientes pautas regulatorias integradas en las nuevas reglas estatutarias del banco, obligan a los órganos de gobierno y a toda la base social a una revisión cultural y operativa en la conducción de las asambleas anuales. El tema tiene profundas implicaciones que afectan a las formas de participación, tal como las hemos conocido y practicado hasta ahora.

La estructuración de la asamblea en dos sedes distintas, y con la posibilidad de participación a distancia on line, supone una evolución positiva, en la medida que:
1.- extiende el plazo del voto por persona, es decir, el ejercicio efectivo del principio de igualdad "una persona socia igual a un voto", más allá del mecanismo de la delegación;
2.- extiende la igualdad de oportunidades de participación para todas y todos, en las diversas formas a distancia previstas, dando valor a la asamblea ya en una fase previa a la celebración real de la misma.
3.- derriba los obstáculos a la participación de una base social siempre más dispersa en el territorio, y no siempre en situación de asegurar su presencia, por motivos reales de gastos, logística, o posibilidades personales. En resumen, acorta las distancias;

EL VOTO A DISTANCIA
Sin embargo, el voto a distancia impacta en la dinámica de las mociones. La moción es una de las principales formas por las que se manifiesta la prerrogativa de participación activa en la vida de la cooperativa. No sorprende que el tema se perciba como uno de las cuestiones de mayor sensibilidad por parte de las personas socias. La aparición de formas desintermediadas de participación en el acto más importante de la democracia cooperativa, entra con fuerza influyendo en la organización asamblearia. Ello impone nuevas soluciones en el caso de las mociones a presentar en la asamblea. Son diversas las cuestiones a tomar en consideración. Por ejemplo, ¿una moción presentada en la asamblea puede invalidar un voto a distancia ejercitado en los días precedentes de otras personas socias? O bien: ¿el que participa en la asamblea siguiéndola on line, tiene derecho a intervenir?

UNA GOBERNANCE PARTICIPADA
Como Consejo de Administración hemos optado por una estrategia dirigida a a afrontar las cuestiones progresivamente, en una óptica de fortalecimiento continuo en nuestro ejercicio de gobernance participada. En primer lugar, nos hemos dotado de un amplio abanico de instrumentos para extender al máximo las posibilidades de participación y las formas de asistencia: votando en los días anteriores a distancia, siguiendo la asamblea en streaming, participando presencialmente, y por ello con la posibilidad de presentar mociones.

Al mismo tiempo, queremos regular la consistencia de los diversos niveles de participación. ¿qué queremos decir? Queremos decir que el que participa en la asamblea presencialmente tiene derecho a intervenir, y el que participa a distancia no tiene ese derecho. El que vota en los días previos a la asamblea sabe que su voto se contabilizará correctamente, pero que en el caso de mociones que lo puedan invalidar, le corresponde al Presidente de la Asamblea evaluar con sentido de la responsabilidad, el contenido, la corrección formal, y las diversas implicaciones de las mociones presentadas.

Estamos convencidos que en el pasado las mociones han sufrido no pocos elementos críticos. Pensamos que todavía hay camino por recorrer para reforzar las modalidades con las que las personas socias influyen, a través de la presentación de mociones, en la calidad democrática de la asamblea.

EL FUTURO QUE NOS ESPERA
La creación de este espacio virtual ha sido un primer paso decisivo, previo a la modificación del reglamento, que ha obligado a la publicación con mucha anticipación de los principales documentos en discusión, y por ello, ha supuesto el inicio de nuevas formas de diálogo social - el recurso a la plataforma, por otro lado, nos reserva un fuerte potencial que todavía no se ha expresado.- Hemos formulado la idea de reglamentar el diálogo preasambleario, es decir, esta dinámica circular abierta a todas las personas socias, de interacción con el Cda y otros órganos del banco. La elección política del CDA se dirige a poner en valor este sitio como una nueva oportunidad de compartir ideas, de concepción colectiva de propuestas, y finalmente, el acuerdo sobre las mociones a presentar previamente a la votación online. Se puede hacer mucho para mejorar y dar solidez a las mociones, potenciar estos instrumentos de participación democrática, y robustecer el consenso antes de la asamblea.

Vale la pena recordar aquí la propuesta de modificación del Reglamento, del art. 10.5, que quizás ha pasado un poco desapercibido. Se atribuye al Presidente de la Asamblea el deber de evaluar y aceptar o rechazar las mociones, también teniendo en cuenta el debate preasambleario que acompaña a su formulación. No existen automatismos, obviamente, porque cada moción se evalúa atentamente según su valor y sus posibilidades de viabilidad. Pero en presencia de un adecuado y vivo diálogo antes de la Asamblea, una moción determinada resultará más fuerte, y el Presidente de la Asamblea tendrá la tarea de gestionarla de la mejor manera.

Nicoletta Dentico, Marco Bianchi e Ugo Biggeri (CdA)